Ocaso - Seguro de decesos - seguros de vida - seguros del hogar

Información Aseguradora
Fiscalidad, legislación y enlaces de interés.

Regulación fiscal de los planes individuales de ahorro sistemático.

Indicaciones generales relativas al Régimen Fiscal en la Comunidad Foral de Navarra.

Los planes individuales de ahorro sistemático son contratos celebrados con entidades aseguradoras para constituir con los recursos aportados una renta vitalicia asegurada, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

-         Los recursos aportados se instrumentan a través de seguros individuales de vida en los que contratante, asegurado y beneficiario es el propio contribuyente.

-         El límite máximo anual satisfecho en concepto de primas a este tipo de contratos será de 8.000 euros, y será independiente de los límites de aportaciones de sistemas de previsión social. El importe total de las primas acumuladas en estos contratos no podrá superar la cuantía total de 240.000 euros por contribuyente.

-         La primera prima satisfecha deberá tener una antigüedad superior a diez años en el momento de la constitución de la renta vitalicia.

FISCALIDAD DE LAS PRESTACIONES

La renta vitalicia que se perciba estará sujeta al Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas, en concepto de rendimiento del capital mobiliario, como renta vitalicia inmediata, tributando en la base imponible del ahorro.

El rendimiento del capital mobiliario se determinará por el resultado de aplicar a cada anualidad los porcentajes siguientes:

40 por 100, cuando el perceptor tenga menos de 40 años

35 por 100, cuando el perceptor tenga entre 40 y 49 años

28 por 100, cuando el perceptor tenga entre 50 y 59 años

24 por 100, cuando el perceptor tenga entre 60 y 65 años

20 por 100, cuando el perceptor tenga entre 66 y 69 años

  8 por 100, cuando el perceptor tenga más de 70 años

Estos porcentajes serán los correspondientes a la edad del rentista en el momento de la constitución de la renta y permanecerán constantes durante toda su vigencia.

Los referidos rendimientos del capital mobiliario están sujetos a retención a cuenta del IRPF, al tipo fijo del 20 por 100.

La rentabilidad que se ponga de manifiesto en el momento de la constitución de la renta vitalicia asegurada resultante de estos planes individuales de ahorro sistemático, está exenta del impuesto.

En caso de disposición, total o parcial, por el contribuyente antes de la constitución de la renta vitalicia de los derechos económicos acumulados, se tributará conforme a lo previsto en la normativa reguladora del IRPF, en proporción a la disposición realizada. A estos efectos, se considera que la cantidad recuperada corresponde a las primas satisfechas en primer lugar, incluida su correspondiente rentabilidad.

En caso de anticipación, total o parcial, de los derechos económicos derivados de la renta vitalicia constituida, el contribuyente debe integrar en el período impositivo en el que se produzca la anticipación, la renta que estuvo exenta.

LA NORMATIVA FISCAL APLICABLE A LAS REFERIDAS PRESTACIONES SERÁ LA VIGENTE EN EL MOMENTO DE SU PERCEPCIÓN.