Accidentes

¿Por qué un seguro de Accidentes?

Un seguro de accidentes ofrece a los clientes un amplio número de garantías, tanto básicas como opcionales, que le permitirán tener todas sus opciones cubiertas. Además, podrá contratar los capitales que precise para ajustar en mayor medida su necesidad de protección.

¿Quién necesita un seguro de Accidentes?

Aunque cualquier persona es susceptible de tener un accidente, con independencia de su edad, profesión o estilo de vida, además de un seguro genérico para cualquier necesidad de protección frente a un accidente hemos incorporado seguros especiales para determinados colectivos, que tienen necesidades específicas de protección.

¿Por qué un seguro de Accidentes de la Mujer?

Es un seguro pensado para la mujer de hoy, que cuenta con innovadoras coberturas que incorporan una indemnización en caso de tumor maligno de mama, así como la prestación de servicios de estética y asesoramiento y ayuda en caso de cualquier tratamiento oncológico.

Con una creciente bonificación por no siniestralidad, es un seguro que garantiza adicionalmente una indemnización en caso de fallecimiento (incluyendo al cónyuge), invalidez (total y temporal), accidente, asistencia en viaje, cirugía, etc...

¿Por qué un seguro para Emprendedores?

Porque este colectivo es de los que más precisan complementar las prestaciones del sistema público, al tiempo de cubrir todas las posibles contingencias y necesidades específicas que se puedan presentar en el desarrollo de su actividad. En esta línea el seguro dispone de una cobertura de Incapacidad temporal, no sólo por accidente sino también por enfermedad para hacer frente a las bajas laborales y así reducir el impacto que éstas pueden producir en el nivel de ingresos del profesional autónomo.

¿Y cuando reciba el capital?

Las indemnizaciones procedentes de seguros de accidentes están exentas del IRPF (con las limitaciones de la legislación fiscal), en caso de invalidez.
Si la indemnización es con motivo del fallecimiento del asegurado, el beneficiario deberá tributar por el Impuesto de Sucesiones propio de su Comunidad Autónoma.