seguros de jubilación

Seguros de jubilación

Seguros de jubilación que completan tu pensión

Plan de jubilación

Seguros de jubilación y de vida

Los seguros de jubilación de Ocaso son mucho más que un añadido a tu pensión pública: son un seguro de vida completo.

Alt

Asegura tu jubilación

Complementa tu pensión pública con los seguros de jubilación de Ocaso y protege económicamente a los tuyos.

ahorros disponibles

Disponibilidad de tus ahorros

Puedes solicitar un rescate parcial o total de tus ahorros como consecuencia de haber llegado a la jubilación, haber decidido la movilización de los fondos a otro Plan de previsión asegurado (PPA) o Plan de individual de ahorro sistemático (PIAS) o realizar una disposición anticipada en caso de enfermedad grave o desempleo de larga duración.

seguro vida y jubilación

Más que un seguro de vida

Nuestros seguros de jubilación tienen coberturas en caso de fallecimiento. Cuidan a los tuyos.

Nuestros seguros de Ahorro jubilación

Los seguros de jubilación que cuidan de ti y de los tuyos.

Plan individual de ahorro sistemático

Un plan de jubilación con renta vitalicia, disponibilidad de tus ahorros y cobertura por fallecimiento.

  • Cobertura por fallecimiento
  • Renta vitalicia o temporal al vencimiento
  • Disponibilidad de tus ahorros

Plan de previsión asegurado

Un seguro de jubilación y de vida con flexibilidad en el pago de las primas y disponibilidad de tus ahorros.

  • Prima única o periódica
  • Disponibilidad de tus ahorros en el momento de la jubilación y en las circunstancias previstas por la legislación

Compara entre nuestros seguros de ahorro jubilación

Compara las coberturas entre Plan individual de ahorro sistemático y Plan de previsión asegurado

Selecciona solo 2 seguros para poder comparar sus garantías

Debes seleccionar dos seguros

PREGUNTAS FRECUENTES

Resuelve tus dudas

Los seguros de jubilación son una forma de complementar tu pensión pública gracias a un sistema de previsión con aportaciones únicas o periódicas. Además, funcionan como un seguro de vida que protege económicamente a los tuyos en caso de fallecimiento o invalidez.

Un seguro de jubilación te aporta tres ventajas. Por un lado, complementa tu pensión pública y te permite mantener cierto nivel de vida una vez que te hayas retirado. El plan de jubilación consiste en un capital asegurado que te proporcionará estabilidad económica cuando termines tu vida profesional.

Por otro lado, nuestros seguros de jubilación funcionan como un seguro de vida que protege económicamente a los tuyos en caso de fallecimiento o invalidez.

Finalmente, los seguros de jubilación de Ocaso son flexibles: puedes movilizar fondos con comodidad entre unos y otros e incluso, si se produce un imprevisto, optar por un rescate total o parcial de tus ahorros.

Un seguro de jubilación y un plan de pensiones son soluciones diferentes para una persona que quiere proteger el fin de su vida laboral.

Un plan de pensiones es un instrumento de inversión al que aportas dinero de forma periódica para que se invierta en los mercados. En función del perfil de inversión que elijas, podrás conseguir más o menos rentabilidad. Puedes recuperar el capital invertido cuando te jubilas y suele implicar un mayor riesgo.

Desde un punto de vista fiscal, puedes desgravarte un plan de pensiones en la declaración de la renta hasta un máximo de 8.000€ al año y hasta 2.500€ por el plan de tu cónyuge. Y cuando lo rescatas, pagas impuestos por las rentas del trabajo: aumenta tu base imponible.

Los planes de jubilación son pólizas de seguro. Funcionan como un seguro de vida con el que proteges tu dinero y proteges a los tuyos en caso de invalidez o fallecimiento. Puedes rescatar tus ahorros en los seguros de jubilación de forma parcial o total cuando lo necesites. Desde un punto de vista fiscal, las primas o aportaciones no desgravan, pero cuando rescatas tu seguro solo pagas por la rentabilidad que has obtenido.

Las aportaciones a los seguros de jubilación no desgravan en tu declaración de la renta anual.

Los planes de jubilación cuentan con una ventaja fiscal en el momento del rescate de tus ahorros. Solo tributarán los beneficios que hayas obtenido. Dicho de otro modo, la rentabilidad que consigas con tus seguros de jubilación será considerada como rendimientos del capital mobiliario y pasará a formar parte de tus base imponible del ahorro en el IRPF (Impuesto de la Renta sobre Personas Físicas) de tu declaración de la renta.