Defensa jurídica para autónomos

Coberturas destacadas

Defensa jurídica

Porque un emprendedor necesita sentirse seguro

La garantía de defensa jurídica del seguro de Accidentes emprendedor te respalda en caso de que un siniestro afecte a tus intereses protegidos o modifique tu situación jurídica. Cuenta con 8 garantías específicas gracias a las cuales tendrás asistencia y asesoramiento jurídico, defensa y fianza penal, defensa en varias situaciones administrativas o reclamaciones.

Ventajas

  • Protección jurídica en caso de siniestro que lesione los intereses asegurados.
  • Hasta 8 garantías específicas con los mejores profesionales jurídicos.
  • Asistencia y asesoramiento jurídico telefónico.
  • Defensa y fianza penal.
  • Defensa en procedimientos administrativos, Seguridad Social o Inspección de Trabajo.
  • Reclamaciones por incumplimiento de contrato, de derechos laborales o prestaciones sociales de autónomo.
  • Elección libre de abogado y procurador.

Asistencia y asesoramiento jurídico telefónico

La garantía de defensa jurídica pone a tu disposición un servicio de asesoramiento jurídico con un abogado para orientarte sobre cualquier asunto legal relacionado con tu actividad comercial. Del mismo modo, podrás contar con orientación jurídica antes de iniciar cualquier proceso jurídico que tenga que ver con esta garantía.

Defensa y fianza penal

La garantía de defensa jurídica ofrece la defensa necesaria en caso de responsabilidad penal del asegurado o de sus empleados en procesos que sigan contra ellos en caso de imprudencia, impericia o negligencia en su actuación profesional.

De la misma forma, cuenta con el pago de una fianza criminal que pueda establecer el juez con un máximo determinado en el contrato de seguro y con el objetivo de conseguir la libertad provisional, avalar en el juicio y responder del pago de las costas.

Defensa en procedimientos administrativos

La garantía de defensa jurídica te ofrece el apoyo y defensa que necesitas en caso de procedimientos administrativos que puedan surgir por infracciones sobre la normativa de aperturas, horarios, ruidos, molestias y similares que tengan relación directa con el local y la actividad comercial asegurada.

La defensa protege en caso de vía administrativa y contencioso-administrativa siempre que la cantidad en litigio supere los 600€, suponga el cierre del local o el cese de tu actividad comercial.

Defensa por actas de la Seguridad Social

La garantía de defensa jurídica protege tus intereses en los procedimientos y actas incoados por la Inspección de la Seguridad Social sobre normas de aplicación en su actividad comercial. La defensa protege en caso de vía administrativa y contencioso-administrativa siempre que la cantidad en litigio supere los 600€, suponga el cierre del local o el cese de la actividad comercial del asegurado.

Defensa por actas de la Inspección de Trabajo

La garantía de defensa jurídica vela por tus intereses en los procedimientos y actas incoados por la Inspección de Trabajo sobre normas legales de aplicación en su actividad comercial. La defensa protege en caso de vía administrativa y contencioso-administrativa siempre que la cantidad en litigio supere los 600€, suponga el cierre del local o el cese de la actividad comercial del asegurado.

Reclamación por incumplimiento de contratos de servicio

La garantía de defensa jurídica hace frente a las reclamaciones por incumplimiento de los contratos de arrendamiento de servicios que afecten a tu actividad comercial. Los contratos cubiertos son:

  • Servicios de profesionales titulados.
  • Servicios privados de vigilancia y seguridad.
  • Servicios de limpieza y jardinería.
  • Servicios de mantenimiento de bienes muebles o inmuebles.
  • Servicios de mudanzas.
  • Servicios de transporte y mensajería.
  • Servicios de viaje y hostelería.

Reclamación de los derechos laborales del autónomo

La garantía de defensa jurídica protege en caso de la reclamación de los derechos del asegurado que tenga consideración de trabajador autónomo económicamente dependiente frente a la empresa para la que principalmente preste sus servicios. Se aplica en los conflictos laborales de carácter individual y garantiza la reclamación amistosa y en vía judicial.

Reclamación de las prestaciones sociales del autónomo

La garantía de defensa jurídica se ocupa de la reclamación de las prestaciones sociales contributivas frente a la Seguridad Social y las mutualidades de previsión social que recibas como cotizante del régimen especial de trabajadores autónomos. Para que esta garantía se ponga en marcha, el asegurado debe verse afectado por una resolución administrativa denegatoria o restrictiva de sus derechos sociales.

Elección de abogado y procurador

La garantía de defensa jurídica te ofrece todo el apoyo necesario. Por ejemplo, tienes derecho a elegir libremente el procurador y el abogado que han de representar y defender tus intereses en cualquier tipo de procedimiento, trámite o gestión de la garantía.